Aconcagua (6.952 m) – Argentina-

El techo de América

 

 


“El centinela de Piedra”, según la traducción de su nombre Quechua, emerge como un bastión dominante, justo donde la espina dorsal Andina parece ir llegando a su fin. Su cumbre se transforma en el eslabón que une el profundo azul del Pacífico, con la extensa y dura pampa, separando así dos mundos nacidos en un solo espacio.

Sus casi 7.000 m de altitud la convierten en la Montaña más alta de todo el continente Americano, y dominador absoluto de las altiplanicies suramericanas.

La montaña presenta todo tipo de dificultades en nieve, hielo y roca, siendo imprescindible para su ascensión, a excepción de su ruta normal, disponer de un alto grado de experiencia y preparación física y técnica.

Sus particulares condiciones geoclimáticas, le confieren un especial grado de dureza, siendo considerada su ascensión como una excelente etapa de preparación para acometer la posterior ascensión de “ochomiles” himaláyicos.

Sin lugar a dudas, la otrora hierática pirámide que observaban los antiguos Incas, sigue atrapando los sueños de muchos montañeros en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *